miércoles, 28 de septiembre de 2011

El pastel asesino


Felipe es un niño de 10 años, pelirrojo, alto para su edad, flaco y con muchas ganas de aprender cosas nuevas.

Este verano sus padres se han ido de viaje a Tailandia y lo han dejado a cargo de sus abuelos con sus dos primas Pili y Mili. Felipe no se lleva nada bien con sus primas... Pili tiene un par de años más que Felipe y es poco femenina, muy bruta. Mili tiene un par de años menos y es una lapa, no se separa ni un momento de su hermana y también es muy preguntona.

Felipe está a punto de llegar a casa de sus abuelos. Sus abuelos le han dicho que sus primas tienen mucha ganas de verle...

Seguro, piensa Felipe. Pili querrá jugar con él a tirar piedras a los gatos y Mili querrá jugar a maquillajes y peinados con él.

Felipe ya ha llegado a casa de sus abuelos. Ve la casa desde fuera, una casa de tres pisos un poco desvencijada. El césped se ve que está sin cortar desde hace muchos meses. Los escalones de madera de la entrada tienen moho y cuando los pisas suenan al pasar.

Cuando entra a casa de sus abuelos ve a su prima Pili jugando al Fifa12 y a su prima Mili que está vistiendo con ropa de muñecas a el perro de raza Carlino de sus abuelos.

Su prima Pili cuando lo ve le dice:

-Hola imbécil.

Su prima Mili le dice:

-Hola Felipe, te estábamos esperando para jugar al escondite.

(Uff..., piensa Felipe)

-Me alegro de que podáis pasar el verano juntos y poder jugar. -. Dice su abuela Enriqueta.

-Muy bien niños a jugar. Pero una cosa muy importante, no bajéis al sótano. Está lleno de trastos y sucio. -. Les comunica su abuelo Enrique.

-!A jugar¡- Grita Mili-.¿Recuerdas como se juega al escondite?

-Por supuesto.- Dice con resignación Felipe.

Mili se pone a contar, 1...,2...,3...

Felipe sale corriendo a la otra punta de la casa. Encuentra una puerta detrás de una estantería de libros de recetas de cocina de Arguiñano. Abre la puerta y se encuentra unos escalones llenos de polvo y telarañas que conducen a una habitación muy oscura y con olor a cerrado y humedad. Cree que puede ser el sótano que su abuelo le dijo que no bajase.

No sabe que hacer:

a) Bajar
b) Buscar otro escondite.

5 comentarios:

  1. Suena cruel pero... por mi que baje XDDD

    ResponderEliminar
  2. Que baje, seguro que encuentra juguetes interesantes XD

    ResponderEliminar
  3. Sep, creo que a todos nos ha gustado la idea del sótano,xD

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Yo quiero que baje!!
    Tengo curiosidad ^^

    ResponderEliminar